¿Por qué un certificado de calidad?

La franquicia es un sistema de negocio cada vez más extendido en todo el mundo y abarca la práctica totalidad de sectores de actividad en distribución, en servicios e incluso en el plano industrial.

 

La presencia mayoritaria de esta fórmula asociativa se ha visto acompañada de una progesiva, aunque escasa, legislación específica, básicamente en lo que se refiere a la libre competencia y a la información precontractual que se entrega a los candidatos a ser franquiciados.

 

Sin embargo, no se han establecido controles efectivos por parte de las Administraciones Públicas para comprobar el cumplimiento efectivo de los requisitos básicos: marca, existencia de know how, formación y asistencia a los franquiciados.

 

La falta de control de estos 4 elementos diferenciadores de la franquicia ha propiciado la existencia de contenciosos entre las partes que intervienen en una franquicia y ha permitido el desarrollo de redes consideradas de franquicia que, en su funcionamiento real no eran tales, con el consiguiente perjuicio para la imagen pública y el prestigio del propio sistema de franquicia.

 

Por ello, la AEF pone a disposición de los franquiciadores el Certificado del Sistema de Gestión de la Calidad en la Franquicia que se basa en el análisis de las relaciones entre franquiciador y los demás intervinientes en el modelo de franquicia

Su contacto: